Pirineos presenta Montesierra Blanco 2014

Bodegas Pirineos lanza su primer vino de la vendimia 2014, Montesierra Blanco 2014, un caldo de gran expresión, finura y belleza fruto de la combinación de cuatro claves esenciales: el clima, el suelo, la uva y el trabajo en bodega, elementos que lo convierten en un vino aromático, fresco y de gran complejidad de matices.

 

A través de la salida al mercado de este Montesierra blanco 2014 el mercado podrá empezar a valorar las excelentes características de la añada 2014 ya que es el primer vino de cosecha 2014 que se comercializa con DO Somontano y uno de los primeros a nivel nacional.

 

Montesierra Blanco 2014 es el resultado de una gran interpretación enológica en la que se ha buscado incrementar la calidad de uno de los vinos más vendidos de esta bodega. Este joven blanco esta elaborado con las variedades de uva blanca más importantes del Somontano, Macabeo, Chardonnay y Gewürztraminer. El resultado, un vino en el que cada variedad aporta sus cualidades creando un producto único.

 

Según el enólogo de Bodegas Pirineos, Jesús Astrain, la variedad Chardonnay le aporta a Montesierra Blanco un equilibrio y una intensidad aromática en nariz que nos recuerda al melocotón, a los cítricos y a flores como el clavel o la magnolia. La Gewürztraminer se interpreta en su lado más fragante y fresco aportando aromas de rosas, helechos y sensaciones picantes. La uva Macabeo introduce el nervio y la finura que se completa con aromas a frutas blancas, notas cítricas y flores suaves.

 

Este vino, mantiene su gran calidad a la perfección durante todo su tiempo de vida. Servido a unos 8º de temperatura es sensacional con quesos grasos, hojaldres de verdura y frituras de pescado. Está perfectamente diseñado para satisfacer a los amantes del tapeo.