Nuevo MonteSierra Selección, el Lujo de lo Cotidiano

Bodega Pirineos presenta la nueva gama MonteSierra Selección. Con la construcción de una nueva imagen para los vinos jóvenes blanco, tinto y rosado y bajo el concepto de “el lujo de lo cotidiano”, MonteSierra se sitúa como un producto de calidad, diferenciado y con personalidad propia.

Vinos perfectos, creados pensando en la apeticibilidad y en hacer disfrutar de su aroma y sabores nítidos. Esto es posible gracias al trabajo de los viñedos más tradicionales de Somontano con las variedades tintas Cabernet, Merlot, Tempranillo y las blancas Chardonnay, Gewürztraminer y Macabeo, cultivados bajo la influencia de los Pirineos. El consumidor descubrirá cómo la tradición de los primeros vinos de Somontano se da la mano con la innovación a través de esta gama de blanco, tinto y rosado de MonteSierra Selección. Vinos excelentes para cualquier ocasión, ya sea acompañados de la mejor gastronomía o, simplemente, para degustar sus increíbles sensaciones.

BODEGA-PIRINEOS-www

MONTESIERRA SELECCIÓN BLANCO

Las aromáticas variedades Chardonnay, Gewürztraminer y Macabeo nos permiten obtener un vino blanco de nariz fresca y nítida, muy apetecible. Floral y cítrico a la vez. La finura y elegancia  en aromas da paso a una boca de excelente textura. Mucho volumen, suavidad, dulzor y equilibrio. Es un vino sabroso y con una persistencia aromática intensa.

MONTESIERRA SELECCIÓN ROSADO

De color fresa intenso como el estilo clásico del Somontano, es un vino de gran intensidad aromática con un aroma firme y concentrado a cerezas, cítricos, hierbabuena, regaliz rojo  y almendras frescas. Llena la boca de sabor a frutas y es goloso, fresco y muy equilibrado, con una increíble sensación de suavidad y apetecibilidad.

MONTESIERRA SELECCIÓN TINTO

El mejor tinto joven del Somontano. Es un vino moderno y muy aromático, que nos recuerda a las frutas negras arándanos, cassis, mora, ciruela negra, sirope de frambuesa, cacao, zumo de naranja. Transmite la esencia del somontano,  todo el frescor de los tintos de los Pirineos, pero con una gran sensación de dulzor de fruta en sazón. En boca es carnoso, jugoso y  con mucho sabor. Muy adecuado para comer o chatear. Es un  vino de trago largo, fácil de beber que corresponde a la tendencia que hay ahora hacia vinos jóvenes de concentración media, frescos y equilibrados, sin astringencias y con una gran persistencia aromática. Delicioso.