Barbadillo patrocina las Carreras de Caballos

Bodegas Barbadillo vuelve a apostar por las Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda con el patrocinio de una de las pruebas que se celebrarán el 19 de agosto dentro del segundo ciclo de la competición. Será el Premio Solear, un hándicap sobre la distancia de 1.600 metros para caballos y yeguas de 3 años en adelante.

El  segundo ciclo de ¨El mayor espectáculo de las playas del sur¨ se celebrará entre el 17 y el 19 de agosto. Barbadillo dispone de un palco nocturno y un palco VIP para el último día, jornada en la que se entregará el Premio Solear que otorga esta bodega casi bicentenaria.  Ese mismo día se disputará también el Gran Premio Ciudad de Sanlúcar-V Centenario de la I Vuelta al Mundo, la prueba reina de la temporada, dotada con 13.600 euros en premios, sobre 2.000 metros.

 

 

Competición deportiva de primer nivel

Las carreras son una oportunidad estupenda para disfrutar de la gastronomía marinera de Sanlúcar unida a la manzanilla y al disfrute de las tardes de verano junto a la playa de este maravilloso rincón de Andalucía.

El evento, que este año cumple 172 años y está declarado como Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 1997, es uno de los acontecimientos deportivos y sociales más importantes del verano y una de las actividades ecuestres más antiguas de Europa. Bodegas Barbadillo que nació en 1821 y es una empresa orgullosa de su tradición y de sus raíces sanluqueñas, lleva muchos años apostando por esta competición que se creó en 1845.

Estas carreras de caballos son las más antiguas de España, gozan de un animado ambiente y constituyen uno de los eventos deportivos más bellos  del mundo. Se celebran al atardecer sobre las arenas de la playa de la desembocadura del Guadalquivir y se enmarcan en unas majestuosas  puestas de sol.

Las jornadas de las carreras de caballos están ligadas al calendario de las mareas. Los días de carreras deben coincidir con una buena bajamar, para que los caballos puedan competir por la playa con una orilla lo suficientemente ancha. Durante estos días se celebrarán competiciones de purasangre sobre el singular hipódromo de la arena mojada, cuando el mar se retira entre las playas de Bajo de Guía y Las Piletas. Alrededor de unas 30.000 personas podrán disfrutar de este momento mágico: caballos galopando por la orilla y al fondo una previsible magnífica puesta de sol  bañando el Parque Nacional de Doñana.